Dime qué personalidad tienes y te diré qué clase de inversor eres

Dime qué personalidad tienes y te diré qué clase de inversor eres

Que clase de inversor eres e1572821623761

La personalidad es un factor importante en tus negociaciones, ya seas un solitario o una persona que adora las fiestas, el cómo eres afecta de forma directa el cómo manejas el dinero.

Existen dos tipos de personalidad que predominan

El mundo se conforma de introvertidos y extrovertidos, y aunque las características de unos y otros difieren, el cómo eres juega un papel importante en tu negocios.

No existe un introvertido o un extrovertido puro, las personas sanas tienen ambos tipos, sólo que dentro de tu personalidad sobresale una sobre otra.

Los extrovertidos son sociables, comunicativos, entusiastas, amistosos, trabajan en grupo y son activos. Son personas que adoran estar en compañía y se aburren fácilmente, de hecho, recargan sus baterías cuando se rodean de personas.

Sin embargo se desviven por buscar la atención de los demás, se distraen y suelen ser impulsivos, lo que la mayoría de las veces es mortal en una inversión.

Los introvertidos, en cambio, le dan gran importancia a su mundo interior, a los pensamientos, sentimientos y estados de ánimos. Son personas reflexivas que piensan bien las cosas antes de pasar a la acción.

Estas personas recargan sus baterías en soledad, sin embargo tanto pensar también puede ser contraproducente para tus inversiones.

Aprende a sacar las ventajas y eliminar las desventajas de tu personalidad en los negocios

El 70% de la población está en un punto medio entre la introversión y la extroversión, y es esta la clave para ser un buen negociante en cualquier mercado: el equilibrio, sin importar cuál personalidad tengas.

Según estudios, los extrovertidos son más inteligentes, más activos e incluso más felices, pero, si estás en el otro bando, que esto no te quite el sueño, los extrovertidos también suelen ser los que se arruinan primero.

Esto se debe a la búsqueda constante de retos que los lleva muchas veces por la senda del peligro, arriesgándose y poniéndose en situaciones delicadas sin necesidad alguna. En los negocios son los que más cometen errores.

Esto es más visible a la hora de construir una estrategia, sólo imagina invertir en un mercado de gran volatilidad como el mercado de divisas (Forex), Criptodivisas o el mercado de valores, sin ningún plan que te respalde.

Seguramente no durarías ni un día sin un plan, o al menos un buen plan que no solo implique lanzarte de cabeza en el mercado por una buena corazonada.

Y no es que los introvertidos no tengan corazonadas o instinto, pero su capacidad analítica hace que tengan que sopesar muy bien cada decisión sin tomar como referencia para una decisión un solo factor.

Sin embargo, existe en los introvertidos rasgos importantes y muy aprovechables en los negocios: los extrovertidos son líderes natos, son los que crean ideas, los que se arriesgan y ya sabes lo que dicen: si no arriesgas no ganas.

La clave entonces, de nuevo, está en el equilibrio de las cosas, si tienes este tipo de personalidad procura que el entusiasmo no se te salga de las manos.

Los introvertidos llevan la ventaja en los negocios

¿Quieres pruebas? Basta con un nombre: Bill Gates. El fundador de Microsoft es un introvertido que consiguió su fortuna con trabajo, duro, inteligencia y mucha cabeza fría.

La impulsividad no es parte de la introversión, si bien no son líderes natos y prefieren estar detrás del telón, las consecuencias de las acciones es lo que impulsiva cada movimiento de estas personas.

Esto quiere decir que son mucho mejores para controlar gastos y ser disciplinados que sus contrapartes extrovertidos. Cuando se trata de invertir, esta personalidad parece tener las cosas bajo control.

Un buen inversor evita malas decisiones y situaciones riesgosas con consecuencias negativas, el introvertido, al ser una persona de atención cuidadosa y metódica evitan este tipo de escenarios.

A los introvertidos no se les escapan los detalles, por lo que suelen ver varios puntos de vista al mismo tiempo, dándose cuenta de cosas que otro dejan pasar o no quieren ver, el manejo del dinero se ve reflejado en este aspecto.

Sin embargo, aunque la seguridad es la palabra clave de estas personas, demasiado análisis también puede jugar en contra cuando dejas pasar oportunidades únicas.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *