Las operaciones descentralizadas cobran cada vez más fuerza en los negocios

Las operaciones descentralizadas cobran cada vez más fuerza en los negocios

operaciones descentralizadas

Las finanzas descentralizadas son cada vez más comunes con la llegada de nuevas tecnologías, mira como están afectando al mundo de los negocios y lo que será el futuro con esta nueva forma de hacer tratos.

Lo viejo contra lo nuevo

La economía moderna lleva mucho tiempo operando con un sistema central de negocios basado en la confianza que debemos darle a intermediarios financieros, como bancos y demás instituciones.

Es lo que ha permitido a la economía renovarse y lo que permite la actividad financiera y la creación de empresas que son importantes para mejorar nuestra vida diaria gracias a los bienes y servicios.

La intervención de los bancos ha jugado un papel preponderante en el desarrollo de las economías, con el correspondiente pago de comisión por los servicios de dichos intermediarios.

Sin embargo, estamos llegando a un impase financiero en el que muchos se preguntan cuál es el precio de tal confianza y si realmente lo vale. ¿Existe una forma mucho más segura de hacer negocios?

Si acabas de sumarte al mundo de los negocios debes saber que sí, el ser humano se ha superado de nuevo y sigue mejorando su existencia por ratos, y ahora, atendiendo una urgente necesidad, ha mejorado la forma de hacer negocios.

Y así nació la tecnología Blockchain

Así es, de nuevo la clave está en la tecnología que hace que las criptomonedas sean seguras y mucho más eficientes y rápidas que cualquier transacción de cualquier banco que se te pueda ocurrir.

Las operaciones comunes acarrean problemas de costo y de democratización, y no hay que olvidar la horrible burocracia y demás trabas que hacen perder la fe en la humanidad. Estos son los obstáculos a superar.

Y podría decirse que lo hemos logrado. Así es, también es tu triunfo como parte de la raza humana. Ya puedes ir olvidándote de las altas tasas de los intermediarios gracias a los (DeFi) o finanzas descentralizadas.

Básicamente, las DeFi son un sistema construido en las cadenas de bloques públicas de Bitcoin y Ethereum, y la finalidad de todo esto es que puedas transferir tu dinero sin pasar por un tercero o un ente centralizado.  

¿Qué significa el DeFi para tu bolsillo?

Para empezar, el pago de comisiones (lo sentimos pero el pago de comisiones seguirá existiendo hasta el final de los tiempos) es más bajos que con los sistemas comunes. Es decir, del 3% y no del 7% de los bancos.

Pero también aumenta de forma exponencial el acceso a los mercados. Recuerda que todo esto se lleva a cabo online así que si tienes internet el cielo es el límite sin importar dónde te encuentres o cuál es tu capital.

Como ves, el término democratización se vuelve importante, siendo además un sistema más igualitario.

El beneficio de la seguridad

Tal vez el mayor acierto de esta tecnología ha sido la seguridad de las transacciones. Sabemos que la confidencialidad con la tecnología Blockchain no se discute, y es esto lo que más resalta en los DeFi.

Aquellos que quieran realizar transacciones internacionales serán los únicos fiadores de su dinero, y es que en los DeFi, de verdad, tres son multitud, gracias a una Blockchain inmutable e incensurable.

¿Quiere decir que estamos cerca de vivir en un mundo sin estafas? No hay que ser tan ingenuos, el ingenio del ser humano da para mucho, incluso para sabotear sus propios triunfos.

Pero sin duda la tecnología Blockchain ha sido un salto cuántico hacia transacciones mucho más seguras, donde los lazos de confianza entre las partes no se destruyen, se intensifican con operaciones más transparentes.

Es un buen día para hacer negocios

Con operaciones más rápidas y seguras, cualquiera con un mínimo de dinero tiene el derecho a acceder a una variedad de mercados hasta ahora cerrados, con ahorristas mucho más felices.

Pero esta tecnología debe ser aceptada por todos. Las criptomonedas apenas están entrando en este difícil proceso de aceptación, en donde todavía se debate si deben o no ser reguladas por un ente central.

Falta mucho para ver todo lo que las DeFi pueden hacer por la economía actual, su potencial sigue represado por nuestra dificultad por desechar lo viejo y aceptar lo nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *